Glosario O

 A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - Y - Z

Principal
Arriba
Glosario B
Glosario C
Glosario D
Glosario E
Gosario F
Glosario G
Glosario H
Glosario I - J
Glosario K - L
Glosario M
Glosario N
Glosario O
Glosario P
Glosario Q
Glosrio R
Glosario S
Glosario T
Glosario U - V - Y - Z

 ÓBOLO    
Antigua unidad monetaria y ponderal de Grecia. Su valor era de una sexta parte del dracma. También fueron acuñados múltiplos: trihemióbolo (1,5), dióbolo (2), trióbolo(3) o hemidracma. y divisorios tartemorion (un cuarto), hemitartemorion (un octavo). En España la ciudad de Iltirta (Lleida) acuñó óbolos en la Edad Antigua.
  Moneda carolingia de plata, y posteriormente de vellón, equivalente a medio dinero.
  ●En los reinos cristianos, durante la Reconquista, pieza de vellón mitad del dinero.
  ●Moneda de
plata del reino de Mallorca, durante el reinado de Juan I, acuñada en 1384 con valor de tres dineros locales, es decir, un octavo de real de plata.
     *Óbolo cántabro     
Moneda mencionada en el fuero de Guipúzcoa, perteneciente al año 1200, durante el reinado de Alfonso VIII de Castilla. Veinte óbolos cántabros equivalían a 30 sueldos de plata castellanos. Parece que puede identificarse con el viejo dirhem califal de 2,70 gramos.
 OBRYZUM    
Nombre dado al oro fino en el imperio bizantino. En las monedas de dicho metal, se consignaba mediante OB.
 OBSIDIONAL    
Moneda acuñada en una ciudad en estado de sitio, como la pieza de diez reales de plata de Barcelona en 1652 y el duro cantonal de Cartagena en 1873.
 OCHAVA    
Octava parte del marco de la plata, equivalente a 75 granos o 359 centigramos.
 OCHAVO    
Nombre con el que se conocían popularmente las monedas de dos maravedís acuñadas en España desde los Reyes Católicos hasta el reinado de Isabel II.
  ●Moneda con valor de 1/8 de otra mayor.
  ●familiarmente dinero.
 OCHENTÍN    
Nombre dado al doblón de ochenta reales o cuarto de onza.
 OCHOSÉN    
Moneda de cobre del antiguo reino de Aragón, que valía un dinero y dos meajas, o sea ocho meajas y era el sueldo menor.
 OCHOTA    
Pieza de cobre con valor de 8 maravedís de vellón.
 OCTODRACMA    
Moneda que valía ocho dracmas acuñada en Egipto, Siria, Grecia y Cartago.
 ONCENO/A    
Moneda de oro catalana, de un valor de un tercio del treintín, acuñada entre 1618 y 1641.
 ONLIK    
Antigua moneda turca de plata, de un valor de 10 piastras.
 ONZA    
 En la Edad Media, divisor ponderal de la libra.
  ●En la Edad Media, octava parte (28,75 g) del marco de Castilla. Cada onza se divide en 8 ochavas, ó 48 tomines, ó 576 gramos.
  ●
En el sistema monetario de la antigua Roma, duodécima parte de la libra.
  ●
En el s. XIX, moneda española de un valor aproximado de 320 reales de vellón.
  ●Moneda musulmana medieval de Valencia, con valor de dos morabetines.
  ●
Medida de peso que consta de 16 adarmes y equivale a 284 decigramos. Es una de las 16 partes iguales del peso de la libra.
      *Onza de oro    
Unidad superior en oro, del sistema monetario español en la Edad Moderna. Su peso era de unos 27 gramos.
  Moneda de este metal, con peso de una onza aproximadamente, que se acuñó desde el tiempo de Felipe III hasta el de Fernando VII, y valía 329 reales.
      *Onza troy    
Unidades de peso empleada en los países anglosajones para pedrería y metales preciosos, equivale a 3,10 gramos. Es usada internacionalmente para las transacciones de oro y plata
 ORE u ÖRE    
Moneda fraccionaria de la corona danesa, sueca y noruega, de una centésima parte de su valor.
 ORFEBRE    
Persona que labra objetos artísticos de oro, plata y otros metales preciosos, o aleaciones de ellos.
 ORICALCO    
Aleación de cobre y zinc. En la época del alto-imperio se utilizo para acuñar sestercios y dupondios.
 ORLA    
Adorno de algunas monedas o medallas, que está formado por puntos, rayas, estrías, etc, y aparece grabado junto al listel de su borde, se puede encontrar tanto en el anverso como en el reverso.
 ORO    
Metal de color amarillo, el más dúctil y maleable. Símbolo AU.
El oro ha sido utilizado desde la antigüedad para acuñar monedas.
Ya en el s. II a. C. empezó a utilizarse el oro como patrón de intercambio, en forma de lingotes y discos sellados. No obstante, algunos yacimientos, como los de Nubia (Egipto) y los de Tarsis y la India, se agotaron con rapidez, por lo que las monedas de oro fueron más bien escasas, a excepción de las que fabricaban persas y macedonios. El Imperio romano fue también deficitario del preciado metal, mientras que árabes y bizantinos pudieron seguir acuñando moneda. Hacia el s. XIII y durante toda la Edad Media, Occidente acuñó de nuevo monedas de oro (ducados y florines, principalmente), adquiriendo el metal de las minas de Sudán y de Guinea, pero su relativa escasez hizo que fueran más abundantes las monedas de plata (bimetalismo). El descubrimiento de América trajo consigo un aflujo extraordinario del precioso metal, que pasó entonces a tener un papel de considerable relevancia en la economía europea.
 Diversos factores contribuyeron a convertir el oro, durante siglos, no sólo en la más adecuada mercancía de intercambio sino incluso en el patrón internacional y en la reserva oficial de cobertura de la emisión de papel moneda.
 En las últimas décadas, en casi todos los países la emisión de moneda ha superado con creces sus reservas reales de oro, hasta el punto de que éstas no cubren ni tan sólo el 50 % de la moneda circulante.
 OSELLA    
Moneda de plata de la República veneciana acuñada a partir de 1521. Posteriormente pasó a ser una medalla.

                                                   Atrás Arriba Siguiente